» » » Nothing to kill or die for, and no religion too

Nothing to kill or die for, and no religion too

Adrián Gutiérrez

CSME

Soldado yihadista

Imagine Nothing to kill or die for, And no religion too

J. Lennon

Religión significa la unión entre Dios y el hombre; para dicho cometido, en el planeta, contamos con más de 4000 de ellas, siendo las más importantes el judaísmo, el islam, el cristianismo, el hinduismo y el budismo.

Cada una de las más de 4000 religiones en el planeta se ostenta como la dueña exclusiva de la patente de Dios, teniendo ellos únicamente la verdad absoluta y proclamándose como la ruta autentica para estar cerca del creador; y aquí es donde comienzan los conflictos de la humanidad.

El problema no es Dios, el problema es la interpretación que cada religión le da a Dios, sus mensajes o mandatos. En nombre de Dios se han cometido los crímenes más grandes en la historia de la humanidad, aunque —curiosamente— en casi todas las religiones Dios es sinónimo de paz y amor. En nombre de Dios se han asesinado a millones de personas y ninguna religión queda exenta.

Muchas religiones no sólo se ostentan como el pueblo elegido por Dios —a pesar que, ante los ojos de muchos dioses, en muchas religiones, todos somos iguales— sino también muchos pueblos se creen portadores de la importante misión de llevar por el buen sendero a los infieles. Las conversiones, lamentablemente, han sido, en muchas ocasiones, forzadas e impuestas por las armas; los que oponen resistencia se les considera enemigos a combatir y exterminar.

El mundo se encuentra, de nuevo, frente a un conflicto religioso. Pido a la humanidad una tregua y, a Dios, un favor. Te pido Dios que, por favor, te comuniques directamente con todos nosotros, que todo te podamos ver u oír perfectamente, te pido nos hables bien claro, nos digas ¿qué quiere exactamente de la humanidad? Por favor, no lo hagas en sueños o visiones, ni por medio de ángeles, animales, árboles en llamas o señales que puedan ser sólo interpretadas por unos pocos elegidos y a su conveniencia. Para tu mensaje, evita a los profetas, pues sólo nos han dividido en muchas religiones; por favor, no hables en parábolas o con mensajes ocultos, tenemos problemas para entenderte de esa manera; tus palabras tienen que ser muy claras porque no podemos seguir destruyéndonos por no entenderte.

Dios, también te pido, por favor, revisar los libros sagrados. Cada religión tiene el suyo y, muchas veces, entre los miembros de una religión se confunden; los libros sagrados son interpretados de muchas maneras y algunos de tus seguidores son extremistas: encuentran en ellos mensajes de muerte y destrucción ¿Por qué no facilitarnos las cosas? O, disculpa la pregunta, ¿te agrada todo lo acontecido por no entenderlos?

A la humanidad le pido una tregua. Dios es todo poderoso y, debido a todos los problemas que tenemos, es mejor esperar su respuesta para saber qué quiere de nosotros. Mientras tanto, abstengámonos de seguir interpretándolo. La realidad es que el sistema de religiones y creencias está colapsado y tiene múltiples fallas.

Debemos dejar de actuar en nombre de Dios, debemos dejar de castigar, juzgar, imponer y pelear por un supuesto mandato divino o porque así lo dice x libro sagrado. Si todos somos iguales, ¿de qué privilegios gozas para decir que Dios te mandó a salvar el mundo?

Los hombres contamos con leyes para convivir en armonía. Las reglas son muy claras, pero si hay alguna confusión o error, podemos ponernos de acuerdo para esclarecerlas y corregirlas. Nosotros, los humanos, estamos presentes; estamos aquí. El problema con Dios es que no entra en ese tipo de debates, así que abstengámonos también de gobernar en su nombre.

No estoy pidiendo que la gente deje de ser religiosa. Sólo pido que vivas tu religión de manera individual y personal; que en nombre de Dios, o tu religión, no afectes la libertad de las personas que conviven contigo, y muchos menos las mates. Reza, ve al templo, ayuna, peregrina, pide por ti y por los demás, lee tu libro sagrado, pero no afectes a ninguna otra persona por no rezar, peregrinar, ayunar o leer el libro sagrado como tú.

La humanidad tiene que hacer una pausa, una tregua y dejar de matarnos en nombre de Dios, por lo tanto, toda acción evangelizadora, cruzadas, yihad etc, QUEDAN CANCELADAS HASTA NUEVO AVISO. “Ese nuevo aviso lo tiene que dar Dios”

Adrián Gutiérrez, México.

Más sobre el autor

Un comentario

Dejar un comentario