» » » Perfecta en 10 minutos

Perfecta en 10 minutos

Verdad Ajena

Por Jenny Fernández
Smile Please, oleo de Rajasekharan, 2016.
Smile Please, oleo de Rajasekharan, 2016.

Benditos jueves de verdades ajenas. Benditos jueves de letras sinceras. Benditos jueves de leerme a mí misma entera.

¿Cuántos trucos de belleza infalibles os han vendido y no os han funcionado? Seguramente tantos como a mí. No me funcionan las rodajas de pepino y, además, siempre acabo comiéndomelas. Las cucharas congeladas tampoco me libran de las bolsas. ¡Ah!, y el vinagre de manzana no elimina las verrugas. Eso sí, te deja un perfume rico rico en la zona. Las pieles de los labios no se quitan con celo. Y ponerse pasta de dientes en los granos solo empeora el asunto, os lo aseguro.

Me despierto con la cara hinchada y, a veces, hasta con el rímel corrido. Tampoco me levanto todos los días con las cejas depiladas, ojalá, porque menudo coñazo. Y aunque me falta altura, te recuerdo que los mejores perfumes vienen en frascos pequeños. Ojo, y los venenos también.

Desde luego no soy perfecta, pero no hay nadie que se me parezca. Y que no os engañen, los mejores trucos de belleza son los que no nos dan. Ni cremas, ni maquillajes, ni mierdas, las babas de caracol para otro.

El primer truco de belleza, para mí el mejor, es ser feliz. La felicidad te hace estar radiante. Sonreír, no hay nada más sexy que una sonrisa. Y la naturalidad. De eso, por desgracia, ya poco. Por eso, en las revistas nos venden “trucos caseros naturales al alcance de todos”. El truco más natural, es serlo. Ser 100% natural, como el buen zumo de naranja. Y no me refiero a no maquillarse, a no arreglarse, a salir en pijama a la calle. No. Me refiero a ser uno mismo, por dentro y por fuera. Me refiero a que, si te apetece comerte ahora mismo un cruasán relleno de chocolate blanco con pepitas de chocolate negro encima, lo hagas, que no por ello mañana vas a tener la cara llena de espinillas ni pesarás tres kilos más al terminar. Me refiero a que si te preguntan qué es la belleza, respondas lo primero que se te pase por la cabeza. No tienes que buscar la respuesta que están esperando oír sino soltar la que estás deseando decir. “Déjate y deja ser”. La estratagema está en que los trucos sean solo cosa de magos y que lo nuestro sea, directamente, ser magia.

Así que desde aquí os cuento hoy el mayor truco de belleza jamás contado en ninguna revista;

No ser perfecto, y de ello, lograr algo grande.

Jenny Fernández, España.

Más sobre el autor

Los comentarios están cerrados.