» » » El pan y circo de Trump, y las pericias de ser mujer

El pan y circo de Trump, y las pericias de ser mujer

Realidades

Por Diego Peña López
Caricatura de Randy Bish (@Bishtoons).
Caricatura de Randy Bish (@Bishtoons).

El payaso Trump

La mala publicidad también es publicidad. Con esa premisa, Donald Trump y su discurso republicano ha comprobado ser exactamente lo que los estadounidenses de derecha creen merecer. Me explico: Trump, sus discursos y sus “políticas” tienen éxito y surten efecto entre los simpatizantes del partido republicano, simplemente porque Trump les “vende” la idea de los Estados Unidos que todos los derechistas desearían para vivir. Trump representa los “valores” estadounidenses en su máxima expresión, es por eso que su campaña ha tenido tanto éxito, y es por eso que su popularidad sigue creciendo. Aun cuando la mayoría de mexicanos —y el resto de la comunidad internacional— pudiéramos estar en desacuerdo con sus discursos, el hecho de continuar hablando, escribiendo, grabando o retransmitiendo cualquier contenido referente a Donald —aun cuando el contenido sea en contra de él— contribuye a acrecentar el efecto mediático de su campaña de políticas radicales, las cuales no tienen ningún sustento político, social, financiero o económico alguno.

El hecho de que Trump continúe cosechando victorias en las elecciones primarias, como lo hizo el martes pasado en Mississippi, y consolide su posición para ser el candidato del partido republicano, refuerza mi impresión sobre el pan y circo que Trump les da a los estadounidenses, los cuales votan por el magnate únicamente basados en las promesas que les ha hecho un empresario, sin conocimiento alguno de la realidad internacional ni, aparentemente, de la realidad de su nación. Ésta será la última vez que refiera a Trump y a su campaña mediática hasta después del 8 de noviembre de este año —día de las elecciones presidenciales en los EEUU—, para así evitar que dicha campaña continúe cumpliendo su objetivo, el cual es llamar la atención, a favor y en contra, a través de discursos xenófobos, radicales e ignorantes.

Como reflexión, y como realidad, cada lector informado tiene la completa decisión de apoyar o no cierta candidatura, pero debemos recordar que, si un hombre con poder es peligroso, un hombre de extrema derecha, rico, con poder e ignorante es mucho más peligroso.

A propósito del día de la Mujer

El pasado 8 de marzo se celebró el día internacional de la mujer. La fecha fue elegida para recordar la muerte de 146 mujeres trabajadoras —la mayoría migrantes— en el incendio de la fábrica Triangle Shirtwaist, en Nueva York, hace 115 años. El fuego fue supuestamente provocado por los patrones de dicha fábrica. Aquel trágico suceso se convirtió en un ícono de la lucha para mejorar las condiciones de trabajo de las mujeres en aquella época.

El feminismo es un término heterogéneo, utilizado por hombres y mujeres —porque sí, lo hombres también podemos ser feministas— de todo el mundo para referir a todo movimiento social, político, económico, social o jurídico a favor del empoderamiento de la mujer. El feminismo ha sido uno de los principales motores para la actual lucha contra las desigualdades basadas en el género que se presentan en el día a día, en todos los estratos sociales y en todos los sectores de la población; las brechas de género siguen representando una gran diferencia alrededor del mundo.

Ilustración del fuego en la fábrica Tringle Shirtwaist. Las mujeres que laboraban ahí se lanzan contra la puerta del establecimiento, en un intento por escapar del fuego. Autor desconocido.
Ilustración del fuego en la fábrica Tringle Shirtwaist. Las mujeres que laboraban ahí se lanzan contra la puerta del establecimiento, en un intento por escapar del fuego. Autor desconocido.

Va por el feminismo

La Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la Organización Internacional del Trabajo (OIT), entre muchas otras, han notado la importancia que tiene el que los Estados reduzcan la brecha de género dentro de sus dependencias y dentro de sus sociedades.

En un mundo donde existen Estados con altos porcentajes de feminicidios —como México, Colombia, Congo o Timor Oriental— los que implemento el gobierno de Justin Trudeau, por ejemplo, al conformar su gabinete con un 50% de mujeres, son siempre bienvenidos. Sin embargo, no debemos desvirtuar el significado de la frase “reducir la brecha de género”. El feminismo no se trata de tener al mismo número de hombres y mujeres en un gabinete, empresa o escuela, pues en realidad debemos ofrecer las mismas oportunidades a ambos sexos; así, quien esté mejor preparado podrá aspirar a puestos y lugares, sin importar el sexo.

Diego Peña, México.

Más sobre el autor

Un comentario

  1. Alberto Irizary
    | Responder

    Trump no es nada comparado con el Maduro o con los Castro. Al menos el magnate juega a la democracia ,aunque todos sabemos que el sistema va a elegir a Hillary. La hipocresia barata de los latinos que entran a tierra estadounidense es terrible. La culpa de la emigracion es de la partida de corruptos y brutos de gobiernos electos por el pueblo mismo.

Dejar un comentario