» » » Más de lo que imaginas

Más de lo que imaginas

Cartas Abiertas

Por Elvis Zorrilla
Fragmento de The Garden of Earthly Delights, Hieronymus Bosch, oleo sobre madera.
Fragmento de The Garden of Earthly Delights, Hieronymus Bosch, oleo sobre madera.

Lo vi llegar junto a Raúl Tola y se sentó a esperar los resultados. Ya nadie quería escuchar palabras de agradecimientos, solo importaba el nombre del ganador y lo demás venía por añadidura.

Los minutos pasaban y la tensión aumentaba cada segundo, pero ello no duró más hasta que Juan Jesús Armas Marcelo, director de la Cátedra Vargas Llosa, anunció que el escritor chileno, Carlos Franz, con su obra Si te vieras con mis ojos, era el ganador de la II Bienal de Novela. Desde ese momento no recuerdo qué más pasó, fue como si el sonido atronador de los aplausos me hubiese transportado a otro lugar. No me di cuenta de los demás detalles que sucedieron, sino hasta que me vi a su lado diciéndole que, aunque no había salido premiado, había ganado más de lo que se imaginaba, que su novela era una metralleta que arrasaba con todo lo que estaba a su paso y, más aún, que su obra fue la que me hizo emprender un viaje que jamás hubiese pensado hacer.

Estoy seguro que la mayoría escribirá sobre el ganador de la II Bienal de Novela Mario Vargas Llosa, pero yo no lo haré. No señor. Esta vez quiero escribir a Renato Cisneros y a su novela La distancia que nos separa, la que hizo que mi sentido de la realidad se derrumbase en un segundo. He leído con mucha atención/emoción su novela y, al finalizarla, llegué a la conclusión que es digna de ser leída, no solo por el placer con el que está cargada —aunque bien cumple con ese rol—, sino por el alto contenido que posee. Esta novela, y lo digo como lector, debe ser lectura obligatoria para todos aquellos que están inquietos por no saber lo que hay detrás de una información poco fiable y para aquellos que se van a “descansar” con preguntas que carcomen minuto a minuto.

Renato nos invita a no dejar de lado aquellos eventos que sucedieron donde nuestros padres eran los personajes principales, pues muchos de nosotros vivimos el presente dejando en el olvido lo que tuvieron que pasar para que puedan/podamos estar en un lugar (in)cómodo, pero más aún, identificar las secuelas que quedaron impregnadas en nosotros producto de las páginas más oscuras de sus vidas.

Ya ha pasado más de una semana de la premiación y para ti fue un honor el haber sido nominado, pero mayor honor fue no solo el mío, sino de muchos al recorrer las páginas que dibujan parte de las cosas que viviste.

Renato, ganaste más de lo que imaginas. Ganaste lo más complicado: un lector. Bienvenida sea tu siguiente novela.

 

Elvis Alejandro Zorrila Rojas, Perú.

Más sobre el autor

Los comentarios están cerrados.